Agentes de la Policía Nacional han detenido en Linares a dos menores de 16 años por acosar a una compañera de instituto durante casi tres años. Estas jóvenes sometían a la víctima a continuas vejaciones verbales y físicas, tanto dentro como fuera del centro escolar. La líder señalaba a las víctimas de las que luego se mofaban y burlaban. También utilizaron las redes sociales para enviar un mensaje masivo a sus contactos para difundir una imagen que degradaba a la víctima.

Excusas para no acudir a clase

Las jóvenes acosadoras comenzaron a mofarse de la forma de vestir de la víctima con el fin de avergonzarla. Poco a poco, las mofas pasaron a ser duras agresiones verbales con el objetivo de mermar su autoestima. Ante esta situación la joven comenzó a buscar excusas para no ir al instituto. Todo ello repercutió en su rendimiento escolar, que bajó notablemente, y en su salud, ya que comenzó a padecer fuertes dolores de cabeza, nauseas, ansiedad y falta de sueño.

Para intentar zanjar la situación, los padres de la menor acosada decidieron cambiarla de instituto. A partir de ese momento, las vejaciones continuaron a través de las redes sociales. Además, las chicas le mandaron un mensaje para citarse a hablar con ella en una céntrica plaza de la ciudad. En el encuentro concertado, insultaron a la menor y le arrancaron un gran mechón de su cabello, que posteriormente, lo fotografiaron y lo enviaron masivamente a sus contactos a través de las redes sociales.

Los investigadores, una vez que tuvieron conocimiento de los hechos, identificaron a las presuntas agresoras y procedieron a su detención. Además se realizaron gestiones con el fin de identificar a otras víctimas, que una vez localizadas, manifestaron haber sido objeto también de burlas, desprecios, lesiones y actos vejatorios por estas chicas.

Las investigaciones han sido realizadas por la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de Linares.

 

La Policía Nacional contra el acoso escolar

 

La Policía Nacional pretende concienciar a todos en la importancia de frenar estas conductas violencias en las aulas que pueden causar daños psicológicos irreparables a las víctimas.

  • Si eres víctima de algún tipo de acoso por parte de un compañero, cuéntaselo a un adulto: pide ayuda
  • No estás sólo: padres, profesores y, si fuera necesario, -en casos constitutivos de delito o falta-, la Policía están contigo para frenar esa situación
  • Si como padre o profesor detectas que tu hijo o alumno muestra cambios de humor, está triste, huidizo, finge enfermedades para no ir al colegio o no tiene amigos, intenta hablar con él para saber qué ocurre y cómo poder intervenir
  • Se debe concienciar a la víctima de que no es inferior a nadie y crear pautas correctas para responder a las amenazas, humillaciones o maltrato del acosador
  • Si eres testigo de un caso de acoso: no seas cómplice. Tu silencio engrandece al maltratador y le ratifica en su conducta. Implícate y denuncia
  • Si recibes archivos, vídeos o fotos en las que se humilla a un compañero, o son de carácter íntimo y privado, no participes en su difusión: denuncia
  • Si crees que eres víctima de un delito o falta en tu centro escolar, o conocer a alguien que está siendo vejado o acosado por otros compañeros, puedes aportar tu información a la siguiente cuenta de correo atendida por especialistas de la Policía Nacional seguridadescolar@policia.es