Portada Categorías Opinión Desobediencia Civil: Por una nueva ética

Desobediencia Civil: Por una nueva ética

Desde hace 2 años, potenciado a partir de la aparición del 15M, hemos visto como ha ido creciendo el despertar social de las personas y el nacimiento de nuevos colectivos sociales. Tras más de 30 años casi adormecidos vuelve a levantarse el pueblo (el que se está despertando y el que no se había dormido) con el fin de concienciar a aquellos que aún siguen aletargados. La protesta social progresista ha adquirido nuevas dimensiones y tiene un nuevo carácter respecto a los movimientos sociales anteriores.

Son muchos los eventos que estamos viendo que se convocan con ese fin, y a algunos de ellos los tildan de “ILEGALES” por el mero hecho de convocarse y realizarse fuera de los parámetros que “papá Estado” marca. Se ha modificado el Código Penal, de modo que la protesta y la resistencia pacífica se conviertan en delito. Motivos y condiciones para mantener la cuerda tensa persisten, y día a día vemos como crecen. Guste más o menos, estos motivos son los que provocan que haya cambiado la forma de movilización de aquellos que queremos cambios reales sociales, políticos, económicos y culturales.

Esto nos lleva a La desobediencia civil que puede definirse como “el incumplimiento de leyes, normas e imposiciones que se consideran injustas en sí mismas. La desobediencia civil revela el conflicto existente entre la legalidad impuesta y su legitimidad y justicia”. La ilegitimidad más denunciable es la que detalla y asegura la pena de pobres indefens@s, y procura, por contra la impunidad de ric@s y poderos@s.

Que nuestro gobierno, el actual y los anteriores, adopta medidas impopulares sobra aclararlo, y que esto provoque la desobediencia civil, es la consecuencia. Y lo estamos viendo no solo en nuestro país, sino que se ve a nivel global. En un país como el nuestro en el que día tras día nos vemos bombardeados con noticias de estafas político-económicas, en el que los y las que cometen delitos de guante blanco siguen protegidos por las leyes y si no las modifican, en el que los mercados y agentes externos tienen más poder que los ciudadanos, en un país en el que la voluntad popular pasa de largo y la represión violenta va en aumento, se hace necesidad imperante que comience de forma organizada una desobediencia que provoque un cambio real en la estructura del sistema.

Actos de desobediencia como participar en manifestaciones no comunicadas (no “ilegales”), campañas como participar en ellas sin portar documento de identificación, parapetarse en la puerta de un vecino para evitar su desahucio, declararse insumiso fiscal, negarse a pagar sanciones por ir a manifestaciones (consecuencia de identificaciones indiscriminadas o hasta sin identificar -prueba de la existencia de listas negras-) o participar en asambleas públicas, escraches, tomas de oficinas bancarias, etc, son cada vez más cotidianos y cada vez más los y las que se unen a ellas.

La justicia no es patrimonio de unos pocos. Es legítimo resistir ante la pérdida de derechos impuesta por los mercados. La justicia debería penalizar la violencia contra las personas y garantizar condiciones de vida dignas; por ello, construir alternativas y enfrentarse pacíficamente a un sistema que le ha declarado la guerra a las personas y a la naturaleza es absolutamente legítimo y necesario.

Desobediencia Civil

Desobediencia Civil

comparte!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Buffer this page

21 Comentarios

  1. ¿Y cuál es vuestro acto de desobediencia civil? ¿suspendiendo vuestras movilizaciones durante el mes de agosto para que podáis disfrutar bien de la playa? Cara dura, cara dura…

    0

    0
    • Vaya… ahora hay “personajillos” como tú que dicen cuándo deben o no funcionar los actos reivindicativos. No, si cuando a los fachas se os acaba el argumento soltáis paridas a cascoporro…. menuda hipocresía.

      0

      0
  2. Los otros días leí un panfleto titulado: 79 razones para no votar UPyD, en el que se afirmna que los votos que sustentan a los cinco parlamentarios que esta formación tiene en el congreso, provienen de las filas del 15M, joe joe, cosas más raras da la política, en fin; no te acostarás sin saber una cosa más.

    0

    0
    • A ver si te enteras de una vez…. que es que parece que los fachas no queréis enteraros. El 15M no está en contra de los partidos políticos, sino en la forma en que éstos funcionan y de las tropelías que en no pocas ocasiones comenten cuando gobiernan. El 15M no se alinea con ningún partido o sindicato; lo que no quiere decir que entre sus componentes se encuentren votantes de tal o cual partido. No están en contra de la democracia representativa… sino en la manera en que se está llevando a cabo. De todas maneras, y viendo el pie del que cojeas, a saber de dónde habrás sacado ese papel “informativo”… tal vez del WC, porque apesta a manipulación que tira para atrás…. pero a eso los fachas estáis más que acostumbrados.

      0

      0
  3. ¿Y cual es la nueva ética?
    No atender los compromisos adquiridos como personas.
    No pagar impuestos, trabajar sin estar asegurados.
    Manifestarse sin respetar a los demás en cualquier lugar, alegando que es suyo, cuando uno lo único que tiene en este mundo es un pedazo de tierra donde le enterraran o una urna donde pondrán sus cenizas. Por favor su ética es lamentable.

    0

    0
  4. Qué fue del cometido social de las CC.AA, parece ser que se quedó reducido a la inauguración de algún local para pensionistas, la compra de ambulancias, y algún que otro gesto caritativo cara a la galería para justificar la necesidad de su existencia. Mientras, por un crédito, exigían más interés a un obrero que al Conde de la Maza, en realidad estaban inclinadas del lado de los ricos como cualquier otro banco privado, cuando debería haber sido al revés. ¿Entonces por qué el mantenimiento de las CC.AA? Las cajas de ahorros han sido el atraco más grande a los fondos públicos que se ha podido dar en toda la historia de España. Al Capone y Lucky Luciano se deben de revolver en sus tumbas por no haberlas inventado antes ellos.
    El compadreo, el trapicheo, el comisionismo, el robo por parte de sindicalistas y políticos, el origen del término “pelotazo”, todo eso ha sido la verdadera finalidad de estos tinglados confeccionados por políticos y sindicalistas, chorizos y ladrones como solo la clase política española es capaz de dar. Cegados por el boom inmobiliario y su insaciable deseo de enriquecerse, han dejado un agujero al estado de 40.000.000.000 de euros que vamos a tener que pagar todos, de hecho ya estamos pagando en forma de recortes de sueldos, despidos, aumentos de iva y de medicamentos… y de todas las exigencias que nos han impuesto como condición quienes nos han prestado esos 40 mil millones para pagar los platos que se han roto en el fiestón que se han pegado políticos y sindicalistas de este país. Ellos se van de rosas con todo el botín, nosotros a pagar, a poner la chepa, a sufrir, y a seguir votándoles. Los caciques y los explotadores han cambiado el látigo y el cortijo por la corbata y el partido.

    0

    0
  5. La desobediencia civil no es un arma que se pueda usar para que la sociedad tenga una nueva ética. Para eso se usa la educación (sólo hay que ver como se ha usado en Cataluña o el País Vasco para crear un pseudoestado, inventando una lengua y una historia propia), formando a la gente en nuevos valores y no el del pelotazo y el enriquecimiento sin trabajar. Por suerte o por desgracia estamos en un estado democrático y hay unas reglas del juego que se deben cumplir. por cierto, una cosa son las manifestaciones e incluso, apurando mucho, las manifestaciones espontáneas para pedir algo justo (desahucios, escraches sin violencia) y otro muy distinto es tomarse la justicia por su mano, no pagar los impuestos que son los mantienen la estructura que tenemos o aprovecharse del tumulto para hacer daño. El problema que ha tenido esta organización es que paso de ser algo completamente espontáneo que se desmarcaba de ideologías y que lo único que pedía era que se aplicase la justicia social y jurídica (lo cual me parecía estupendo y me llenaba de ilusión pues es el espíritu de un estado constitucional) y otra muy distinta es el uso de ciertos partidos y organizaciones de perro-flautas han querido hacer de ésto al apegarse al fuego que más calienta. Desde ese momento en el que todo este asunto se organiza y empieza a ser manipulado pasando de ser un movimiento social a convertirse en un movimiento político se empieza a desmenuzar, pues la base de su existencia se pulveriza. La primavera árabe ha pasado de ser un movimiento hacia una sociedad distinta, a una situación de la que se han adueñado de ella los partidos islámicos y los resultados han sido y están siendo catastróficos. Aquí pasará igual. Lo que inicialmente era pedir responsabilidades a los políticos y que paguen por estas (como pasó en Islandia) ha pasado a ser la facción de algunos políticos que quieren apuntarse al carro…ojo, con el mismo fin que el resto de políticos.

    0

    0
    • Otra victima…es de alli y ni siquiera sabe de cuantos ‘dialectos’ viene el vasco. A lo mejor tampoco sabe nada de su ‘reino’, vamos el de navarra que ahora resulta que es el germen del actual pais…A ver si nos enteramos que esta en el pueblo donde se proclamo la 1° republica tres dias antes que en el resto del estado…eso si es historia y la hemos olvidado. Siga asi.

      0

      0
        • A lo mejor es de capital (humano y económico) que les dieron al resto para que estuvieran ‘calladitos’. Sigan buscando diferencias en los cromosomas, que a lo mejor un día encuentran alguna. Espero que sea por una mutación que les hace ‘mejores’. Y si no se la inventan, que es lo suyo.

          0

          0
Haciendo click en "Publicar comentario" estará aceptando la política de recogida de datos (Art. 5.1 de la LOPD) y las condiciones de uso