El diputado nacional del PP de Jaén, Gabino Puche, valora “de forma muy positiva que la Comisión Europea haya aprobado un nuevo almacenamiento privado para el aceite de oliva por el que se podrán retirar 100.000 toneladas de virgen y virgen extra”.

Gabino Puche afirma que “esta nueva retirada ayudará a la subida de los precios de venta en origen. Se trata de una noticia extraordinaria para el sector que permitirá un ajuste de la oferta y la demanda y el equilibrio del mercado”.

Puche considera que “las gestiones del Ministro de Agricultura del Partido Popular están dando sus frutos. Miguel Arias Cañete es un profundo conocedor del sector del olivar y está dando la cara en Bruselas para defender los intereses de los olivareros. No solo ha conseguido un nuevo almacenamiento privado, sino que está preparando un plan de apoyo al sector del aceite y ha reclamado a la Comisión Europea intensificar las acciones de promoción e internacionalización del sector y extender las reglas de la competencia que se aplican en el sector lácteo, que permiten una concentración de la oferta y una gestión de la misma”.
Gabino Puche ha recordado que esta es la segunda licitación que las gestiones del Ministro Arias Cañete con el comisario Ciolos y la Comisión Europea logran, tras la aprobación del almacenamiento privado conseguida el pasado mes de febrero, en respuesta a las peticiones del sector para conseguir una regulación de la oferta en la presente campaña.
Según el diputado Popular, “tenemos un Ministro de Agricultura mucho más diligente y eficaz que todos los ministros del PSOE. Arias Cañete está llevando a cabo las reformas estructurales que necesita el campo andaluz y español, cosa que no hicieron los socialistas”. Puche ha recordado que “el gobierno del PSOE aplicó grandes recortes presupuestarios en el sector agrario y, por su mala gestión, el gobierno del PP se ha visto obligado a realizar determinadas reducciones presupuestarias, como en el programa de regulación de mercados. Hemos tenido que consignar 317 millones de euros para pagar correcciones financieras, sanciones por no controlar adecuadamente los cultivos en el territorio, de los que 180 millones corresponden al olivar”.