La candidata por el Partido Popular de Jaén al Parlamento de Andalucía, Ángeles Isac, ha afirmado mediante el envío de una nota de prensa a los medios de comunicación que “las sombras sobre la A-32 las ha creado el PSOE, que ha ralentizado este proyecto simplemente porque lo impulsó el Partido Popular y porque solo busca la confrontación política y no el desarrollo de la provincia”. Ángeles Isac asegura que “el gobierno del PSOE se cebó con la provincia de Jaén, siendo la A-32 la única infraestructura viaria que sufrió recortes en Andalucía en los presupuestos para 2011. Fomento paralizó las obras con el gobierno de Zapatero y el PSOE de Jaén no hizo nada al respecto, siempre guardando un silencio cómplice”. Además señala que “el PSOE tiene mucho que callar en torno a este tema, puesto que además de paralizar las obras, se cortaron miles de olivos a través de unas expropiaciones cuya compensación no ha sido devengada a los propietarios de los terrenos”. La candidata Popular asevera que “fueron los gobiernos de José María Aznar los que impulsaron la A-32. El 28 de mayo de 2003, el entonces ministro de Fomento, ya advirtió en el Senado que en el Plan Director de Infraestructuras de los gobiernos anteriores, con Felipe González a la cabeza, la Linares-Albacete había sido concebida como una carretera convencional, algo que había cambiado el PP, al incorporarla a su plan director de infraestructuras y darle el carácter de autovía, anulando los estudios anteriores como carretera convencional. El 30 de noviembre de 2001, el Gobierno había anunciado que la evaluación ambiental y el estudio informativo de la Linares-Albacete se agilizaban y ganaban cuatro meses. El 7 de junio de 2002, el Ministerio de Fomento hacía pública la adjudicación del estudio informativo de la Autovía, apareciendo en el BOE de 6 de junio de 2002, con un presupuesto de 1,88 millones de euros y un plazo de redacción de 10 meses. Fomento anunciaría el 25 de diciembre de 2003 el inicio de la información pública de la A-32, con una longitud de 223,7 kilómetros y el presupuesto estimado 682 millones de euros”.

De ese modo, Isac subraya en el comunicado que “estas son las diferencias entre el Partido Popular, que impulsó el proyecto evitando lo que querían los socialistas, convertirla en carretera convencional, mientras que el PSOE, no contento precisamente con ese intento de no hacerla autovía, ha venido a darnos un hachazo en el desarrollo socioeconómico y en las infraestructuras de la provincia”. Isac añade: “Y ahora, de nuevo con el PP en el Gobierno central, el Ministerio de Fomento da prioridad a la A-32 y la incluye en el Plan de Infraestructuras, Transportes y Vivienda con un presupuesto de 806 millones de euros, lo que ocurre es que esto no le parece bien a los socialistas porque no quieren que esta provincia avance y así lo han demostrado durante estos ocho años”.