El sábado pasado, los niños que acudieron al centro de ocio infantil “Érase una vez“, situado en el Pasaje Fas, pudieron disfrutar de una sesión de cuentacuentos a cargo de “Octavio”, un fenomenal cuentacuentos-clown que llegó acompañado por sus cafeteras parlantes. Además los niños disfrutaron con los títeres a los que el artista dio vida.

Esta actividad, se englobó en nueva oferta de ocio para los más pequeños que “Érase una vez” se ha propuesto traer hasta Linares un sábado cada mes.

Cafeteras parlantes

El títere de las nieves

Los niños disfrutando de la función