Os dejamos comunicado literal aprobado el día de ayer, 15 de septiembre, por la Junta de Centro de la Escuela Politécnica Superior de Linares, al respecto de los nuevos retrasos en las construcción del nuevo “Campus Científico y Tecnológico de Linares”.

 

 

Un largo camino de incumplimientos con Linares

Ya en el año 2004 la Politécnica advertía públicamente de los importantes retos a los que en el futuro tendrían que hacer frente los estudios universitarios en Linares, en ese momento, impartidos en dos Escuelas: la Escuela Politécnica Superior y la de Trabajo Social. Señalábamos como la competencia con otros centros universitarios de nuestro entorno y la adaptación de las enseñanzas a las exigencias que establecería el Espacio Europeo de Educación Superior obligaban a realizar fuertes inversiones en infraestructuras para mantener la oferta universitaria en la ciudad.

Tanto Linares como su comarca hicieron pronto suya la demanda de la Escuela y la elevaron a las autoridades políticas de la Junta de Andalucía y al Rector de la Universidad de Jaén. Así, estas peticiones llegaron al Parlamento de Andalucía donde el 6 de septiembre de 2005 se aprobaba una proposición no de ley en la que se instaba al Consejo de Gobierno a “ejecutar la construcción del campus universitario en el próximo plan de inversiones de las universidades andaluzas, así como otras actuaciones concertadas entre Ayuntamiento, Universidad y Junta de Andalucía” (BOPA de 27 de septiembre de 2005). En esta misma línea, queremos recordar cómo el 1 de junio de 2005, desde la Consejería de Innovación Ciencia y Empresa se señalaba que “las obras de construcción del campus universitario de Linares tendrán la consideración de prioritarias dentro del nuevo Plan Plurianual de Inversiones para el quinquenio 2006-2011…..Las obras de construcción del Campus comenzaran este mismo año….”. Con este comunicado, la Junta de Andalucía iniciaba un largo camino de incumplimientos en relación con los estudios universitarios en esta ciudad: así, y como todo el mundo sabe, ese año no comenzaron las obras.

En febrero de 2006, se firmaba un Acuerdo Marco de Colaboración entre la Junta de Andalucía, la Universidad de Jaén y el Ayuntamiento de Linares para la construcción y puesta en marcha del Campus Científico-Tecnológico de Linares, proyecto considerado, en repetidas ocasiones y por todas las partes firmantes, como pionero e innovador, además de estratégico y prioritario para la Universidad de Jaén, la Ciudad de Linares y la Comunidad de Andalucía. El Acuerdo Marco definía el nuevo modelo de desarrollo socio-económico, generación de riqueza y empleo para la ciudad de Linares y su comarca, modelo basado en la formación, el conocimiento y la innovación. Queremos recordar que, según el citado acuerdo, la implantación y desarrollo del proyecto debía comenzar el año 2006 y su finalización se fijaba para el año 2011. Ambas fechas tienen un denominador común: su incumplimiento.
Después de los incumplimientos citados, en Noviembre de 2008 se iniciaban las actuaciones en el Campus de Linares. La construcción del Campus se ha caracterizado por su ritmo lento, a veces mortecino. Como ejemplo, basta recordar que la última adjudicación de obra (Módulo Este del Complejo de Laboratorios de I+D) se realizó en Julio de 2009, es decir, hace algo más de 2 año.

Después de varios aplazamientos, en Noviembre de 2010 el Patronato de la Fundación Campus Científico-Tecnológico se reunía en Linares. Según se informó a la Escuela, quedaba acordada y resuelta la financiación necesaria y se daba vía libre a la licitación de las dos actuaciones pendientes (Edificio de Transferencia del Conocimiento-Servicios Generales y Edificio de Aulas). Los anuncios de licitación de dichas actuaciones se publicaron en Febrero de 2011. Las empresas entregaron sus propuestas a finales de Marzo. Sin embargo, la adjudicación de dichos procedimientos de contratación está actualmente detenida, pendiente de que la Junta de Andalucía aporte a la Fundación garantías jurídicas y económicas. En este caso, ¿asistimos a un nuevo incumplimiento?
¿Sigue siendo el Campus de Linares un proyecto prioritario para la Junta? Escuchando a los responsables de la Junta de Andalucía, parecería que sí. Basta recordar cómo después del cierre de SANTANA, acompañado del desmantelamiento de la mayor parte del tejido industrial de esta ciudad, el documento conocido como “Linares Futuro” conecta directamente el nuevo modelo productivo de Linares y su comarca con la innovación y el desarrollo tecnológico, jugando en este nuevo escenario un papel esencial el Campus Científico-Tecnológico y la Escuela Politécnica.

Pero el tiempo sigue pasando, ya se ha implantado el Espacio Europeo de Educación Superior con todas sus exigencias y, sin embargo, el campus se encuentra prácticamente paralizado y sin fecha de finalización. En consecuencia, cabe preguntar públicamente a los firmantes del Acuerdo Marco, en especial a la Junta de Andalucía como promotora del mismo, si el Campus de Linares sigue siendo una actuación prioritaria y estratégica para la Comunidad Andaluza, la Ciudad de Linares y la Universidad de Jaén. Si la respuesta es negativa, es decir, si ha pasado a formar parte del conjunto de actuaciones que van a ser reprogramadas o incluso canceladas, deberían explicarlo ante la opinión pública.
Si la Junta mantiene sus compromisos, es preciso adjudicar de forma inmediata las actuaciones pendientes, puesto que transcurridos casi 6 años desde la firma del Acuerdo Marco (7 años desde la aprobación en el Parlamento andaluz) no se han ejecutado ni la mitad de las actuaciones programadas. Queda mucho por hacer y es preciso recuperar el retraso acumulado si no queremos llegar tarde también a este nuevo reto histórico para la comarca. Advertimos que el futuro de la Escuela Politécnica, en sus actuales instalaciones, no es nada halagüeño, y que a medio plazo la ciudad de Linares puede perder también sus estudios universitarios.
Dada esta situación crítica, instamos a la comunidad universitaria en Linares a reunirse en Asamblea para tomar todas las medidas de información y concienciación popular, reivindicación y movilización que estime oportunas.

Acceso al nuevo Campus